Introducción

 El satélite SAC-C fue un proyecto conjunto entre la CONAE y la Administración Nacional de Aeronáutica y  Espacio (NASA) con la participación de Francia, Italia, Brasil y Dinamarca

La observación de nuestro planeta, particularmente del territorio argentino, se obtuvo a través de imágenes ópticas orientadas al estudio de ecosistemas terrestres y marinos. . Además,  como parte de la misión científica llevó instrumentación para realizar estudios del campo geomagnético y de la estructura atmosférica. 

Los aspectos científico tecnológicos del SAC-C comprendió mediciones y estudios sobre la temperatura y vapor de agua de la atmósfera, el campo magnético terrestre y los efectos de la radiación espacial en componentes electrónicos, y estudió la estructura y la dinámica de la atmósfera y de la ionosfera.

Fue puesto en orbita el 21 de noviembre de 2000 con un Delta II, desde Vandenberg (California), Estados Unidos. El 15 de agosto del 2013, tres meses antes de celebrarse su decimotercer aniversario,  llegó al final de su vida útil, superando ampliamente la vida media mínima diseñada de 4 años.

El SAC-C formó parte de la Constelación Matutina para la Observación de la Tierra junto con los satélites Landsat 7, EO-1 y TERRA de los Estados Unidos de América. La Constelación permitió incrementar la sinergia entre los instrumentos a bordo de los diferentes satélites obteniendo imágenes de distinta resolución en diversas bandas espectrales en forma casi simultánea.